Fundación AXA México actúa ante eventos naturales

México está expuesto a fenómenos hidrometeorológicos. En Fundación Axa monitoreamos todos los días este tema.

Los fenómenos hidrometeorológicos pueden ocasionar eventos naturales y poner en crisis a comunidades que no estén bien preparadas para lidiar con este tipo de accidentes naturales. Entre estos fenómenos, las inundaciones son las que más se presentan en el territorio mexicano; a menudo son la causa de crisis económicas, ya que a su paso dejan a un gran número de mexicanos sin hogar. Las inundaciones se originan primariamente en épocas de lluvia o durante el invierno. Los estados más vulnerables a este tipo de eventos se ubican en la zona noroeste del país, aunque también en las zonas adyacentes al golfo de México y la península de Yucatán.

En caso de una inundación, las comunidades deben estar preparadas para afrontar la crisis y pueden seguir ciertas medidas para evitar o minimizar el daño causado por el evento natural.

Algunas de las recomendaciones de protección civil ante una inundación incluyen evitar la construcción en zonas bajas o cercanas a cuerpos de agua (como ríos o lagos), localizar y construir zonas de refugio en suelos altos, guardar documentos importantes en bolsas de plástico selladas y almacenar en una bodega de emergencia agua embotellada, alimentos enlatados, ropa impermeable y botas.

En una inundación es importante salvar tu vida y la de tus familiares, no te preocupes por rescatar objetos que no sean indispensables y, si utilizas algún tipo de vehículo para trasladarte, no trates de conducir por caminos inundados. Es muy importante mantener la calma durante estas situaciones y, sobre todo, alejarse de postes o cables de electricidad averiados.

Después de la inundación debes asegurarte de que tu hogar sea seguro; no entres hasta que tengas por seguro que tu casa no esté en riesgo de colapso. Si hay algún herido, no lo trates de mover, es mejor que lo reportes a las autoridades para que le brinden la atención requerida.

Las tormentas Cristóbal y Amanda

Las comunidades que se encuentran en los estados de Campeche, Yucatán y Quintana Roo fueron afectadas por la tormenta Cristóbal. El primero de julio se reportó este evento natural que terminó por azotar las comunidades mayas en la región sureste del país. Tras ocho días de lluvia, la región fue arrasada por una inundación cuya magnitud no se había visto desde hace más de una década. La comunidad de Chan-Chen, en Hopelchén, Campeche, fue una de las más afectadas; su situación ya era difícil por la actual crisis de salud global.

 

La enfermedad les ha complicado la vida, pero su situación ha empeorado con esta inundación, ya que 80 % del trabajo de la comunidad fue destruido por el agua. La crisis económica se acrecienta en estos momentos por el evento natural y la comunidad ha perdido la gran mayoría de sus cultivos, por lo que ahora depende de los esfuerzos comunitarios y civiles.

 

La tormenta Amanda también ocasionó estragos en esta región del país, causando daños económicos y alimentarios a 6 000 hogares. Entre los municipios afectados están Candelaria, Ciudad del Carmen, Hopelchén y Calakmul, que ya enfrentaban una crisis de salud a causa de un brote de dengue. Los apicultores de la región también han sido afectados por la tormenta y estiman que en la inundación han perdido al menos 25 % de sus colmenas.

En Fundación AXA trabajamos con aliados para apoyar en caso de eventos naturales

Fundación AXA trabaja de manera preventiva, para advertir y orientar sobre cualquier tipo de fenómeno hidrometeorológico que se manifieste en suelo mexicano. Cada día se monitorea un informe de protección civil sobre los cambios naturales alrededor del país. En caso de que se declare una situación de emergencia, Fundación AXA contactará a sus aliados, como la Coordinación Nacional de Protección Civil, Cadena y ARISE, que envían personal calificado a zonas en riesgo para asesorar e identificar las necesidades más urgentes de las comunidades afectadas. Con base en el diagnóstico de los profesionales, en Fundación AXA tomamos acción y definimos de qué manera podemos contribuir para aliviar la crisis. Nuestro objetivo es apoyar a las comunidades más afectadas.

 

Durante la emergencia, Fundación AXA mantiene una comunicación constante con sus aliados. Damos seguimiento para garantizar, de manera colaborativa, la pronta y eficiente atención a las comunidades. Todos nuestros procesos finalizan con un informe sobre el total de beneficiarios y donaciones. En respuesta a las tormentas tropicales Cristóbal y Amanda, y a las consiguientes inundaciones en la zona sureste del país, hemos tomado acciones ante el estado de emergencia: de acuerdo con nuestro plan de acción, asistimos a las comunidades más afectadas. Entre las donaciones realizadas se encuentra la de 600 hamacas hechas por artesanos locales, para Yucatán y Tabasco, por medio de las secretarías de Gobernación y las dependencias de Protección Civil estatales.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
vertical-divider
3